La Azulita

La Azulita se encuentra en plena Cordillera de Los Andes, está inmersa en las montañas que les permiten ver el petrolero Lago de Maracaibo, motivo por el cual se le califica como el Balcón de los Andes. La Azulita fue fundada en 1866, por lo hermanos Nepomuceno y Francisco Uzcàtegui, pero sus raíces comienzan en 1850 con el Decreto de aldea para el fomento de la agricultura por los vecinos de Jají, Lagunillas y Chiguará. En 1865 es elevado a Municipio con el nombre de Tomás Zerpa. En 1966 se crea el Distrito Andrés Bello compuesto por cuatro Municipios: Zerpa, capital La Azulita, Fray Juan Ramos de Lora, capital Santa Elena de Arenales, Caracciolo Parra y Olmedo, capital Tucaní y Eloy Paredes, capital Guayabones. Como consecuencia de la Reforma Política Territorial del año 1986 la figura de Distrito desaparece, para dar paso a la creación del Municipio Andrés Bello en sustitución del Municipio Zerpa. El Municipio quedó conformado por las siguientes aldeas: Agua Blanca, El Salado, San Luis, El Sinaral, Mirabel, San Eusebio, Capaz, El Maporal, Las Adjuntas, Quebrada Azul, El Paramito, Saisayal Alto-Bajo, La Uva, San Rafael, San Pedro, Ureña, Olinda, Holanda, Caño Guayabo y Bachaquero. En la actualidad el Municipio alberga a 15.000 moradores aproximadamente.

La Capital del Municipio Andrés Bello es La Azulita que se encuentra ubicada a 1.135 metros sobre el mar y mantiene una temperatura media de 17ºC. El relieve del Municipio está conformado en su mayoría por montañas y terrazas, presentando vegetación de pie de monte y selva nublada. Es rico en aguas, cuenta con el segundo río de mayor caudal del Estado, el Río Capaz. Existen bosques variados como: Húmedo Tropical, Húmedo Premontano, Húmedo Montaña Bajo, etc.

La economía de la zona es eminentemente agrícola y dentro de ésta destaca el cultivo de café. Adicionalmente, tenemos otros rubros como la Guayaba, el Cambur y la Ganadería. Otra actividad en inicio es el Turismo. La actividad industrial está reducida a procesadora de pulpa de guayaba, guanábana u otra, producciones caseras de vino y panela, así como de quesos y pequeñas textileras. Las granjas avícolas, truchicultura, calera y la producción artesanal dan un aporte importante.

El municipio presenta diversos atractivos turísticos dentro de estos encontramos las cascadas, representadas por la Palmita, Las Brisas, Ureña, Las Dantas, El Cañón del Diablo y el Cañón del Guácharo. Contamos con una excelente caverna que recibe el nombre de La Cueva del Pirata, un bonito balneario natural denominado Aguas Caliente por la frialdad de sus aguas. La Iglesia símbolo de fe y capacidad del pueblo, representa, tal vez uno de los mayores atractivos.

Desde el mirador el Siervo de Dios, podemos apreciar el pueblo, tierra llana y el Lago de Maracaibo con su espectacular relámpago del Catatumbo. El parque La Palmita nos permite un ambiente de esparcimiento y recreación. Por último, tenemos nuestras grandes montañas azules que cautivan a sus observadores, las cuales forman parte de la Zona Protectora del Río Capaz y  se enmarcan dentro del Parque Nacional Sierra de La Culata.

El ámbito educativo, podemos señalar que el índice de la población escolarizada es bastante aceptable, se cuenta con dos liceos públicos, Liceo Bolivariano La Azulita y el Liceo Nocturno, un colegio privado, Colegio Monseñor Chacón, dos instituciones de formación técnica, la E.T.A.R. Simón Bolívar, se imparte bachillerato y el INCES – La Azulita, una escuela básica denominada Unidad Educativa Rafael María Torres, una escuela de Artes y Oficios “Herminia Rosas” y Una Aldea Universitaria en la que estudian 800 alumnos distribuidos en 8 carreras universitarias. En todas las aldeas existen escuelas rurales donde se imparte educación hasta el sexto grado. Se cuenta en la comunidad con la Casa Cultural Universitaria “Antonio Prieto”, auspiciada por la Universidad de Los Andes y la Biblioteca Pública Héctor Roviro Ruiz. En el plano deportivo, existe un Gimnasio Techado “Tomás Zerpa”, el estadio Italo D´ Filipis el polideportivo Dr. Gilbert Páez y canchas en las diferentes aldeas. Trimestralmente circula el Periódico Popular La Espuela y para bien de todos recientemente fueron fundados los periódicos estudiantiles: “El Mata de coco”  y “El Galga”.

Desde hace más de veinte años funciona el Grupo de Rescate La Azulita, organización voluntaria que está encargada de la prevención y seguridad de desastres naturales. La salud es atendida por el Hospital Tulio Febres Cordero y por los Ambulatorios Rurales ubicados en algunas aldeas.

El pueblo muestra también un incipiente grupo de empresas de servicios, entre los que destaca el sector turístico con más de una decena de posadas de diversos targets y conceptos, igualmente restaurantes. Ya existen centros de comunicaciones, internet incluido, y también tiendas de fotografías, pequeñas agencias de turismo, servicios médicos y odontológicos privados, etc. El servicio de transporte es continuo hacia la ciudad de Mérida y hacia la ciudad de El Vigía, ambas con aeropuertos.